Audiencias de televisión ¿audímetros o medición social?

Mucho se habla del socialTV pero, si echamos la vista atrás, es innegable que la televisión siempre ha sido un medio social. Desde la época en que había un solo aparato en el salón y la familia se reunía a su alrededor, hasta cuando no ver el programa de éxito en el prime time significaba no poder participar en la conversación del día siguiente. Porque, reconozcámoslo, la televisión siempre ha generado conversación en torno a su programación, lo único que ha cambiado es dónde se produce ésta y, como consecuencia, el número de gente con la que podemos comentar.

Siempre he tenido curiosidad por la forma en que se miden las audiencias de televisión. Teóricamente Kantar Media utiliza unos aparatitos llamados audímetros que controlan lo que se ve en televisión, y digo teóricamente porque éstos son prácticamente una leyenda urbana. No he visto ninguno, no conozco a nadie que lo tenga y lo más cerca que he estado de ellos es tener un amigo que dice que un amigo suyo lo tiene. Por tanto, ¿de verdad estos 4.625 aparatitos representan los gustos de los 46 millones de españoles?

Es importante tener en cuenta la utilidad de los datos que arrojan los audímetros, ya que éstos pueden decidir si un programa continúa en la parrilla. Las cadenas buscan obtener ingresos a través de la venta de espacios publicitarios y si un programa no lo ve nadie ¿a quién le va a interesar poner su publicidad en él?

Actualmente la utilidad de los audímetros puede verse cuestionada por la forma que tenemos de consumir contenidos audiovisuales. Sin ir más lejos, por alguna extraña razón, yo no veo la programación de televisión cuando la están emitiendo pero sí en otros momentos a través de internet o incluso desde un podcast del móvil. ¿Quién contabiliza esa audiencia?

La televisión social o socialTV se basa en la interacción de los telespectadores, ya sea directamente con el programa o a través de comentarios en otras plataformas. La tendencia a ver la televisión con un smartphone en la mano ha provocado que los comentarios sobre contenidos televisivos en redes sociales hayan aumentado significativamente, ¿podrían ser éstos un indicador sobre la audiencia de un programa? Plataformas como Tuitele ya ofrecen datos de audiencia social en tiempo real.

De momento, la audiencia social sólo realiza mediciones cuantitativas (número de tweets, usuarios únicos, impresiones o audiencia única). El gran paso sería pasar al ámbito cualitativo y que se tuvieran en cuenta el engage generado o pudiéramos identificar grupos de usuarios según características comunes.

También es importante contar con las propias características de cada programa para evaluar la fiabilidad de la medición social de audiencias. No es lo mismo un programa como ‘Gran Hermano’ que el de ‘Qué tiempo tan feliz’, el primero dirigido a un público joven, acostumbrado a interactuar con el móvil mientras ve la televisión, y el segundo con un target senior que se concentra en ver la televisión y apenas utiliza dispositivos de manera simultánea.

Está claro que ninguno de los sistemas de medición de audiencias es totalmente fiable, cada uno tiene sus carencias, aunque quizás las audiencias sociales con interpretaciones cualitativas podrían ser un punto y aparte para evaluar la repercusión de los diferentes programas.

Comparación de las audiencias medidas con audímetro y con comentarios en redes sociales

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.